Encontrar personal para mi empresa era un problema y entonces recurrimos al networking

encontrar-personal-para-mi-empresa-era-un-problema-y-entonces-recurrimos-al-networking

Encontrar personal para mi empresa era un problema y entonces recurrimos al networking

Uno de los problemas que han tenido muchas empresas este verano ha sido precisamente encontrar personal. No se trata solo de ofrecer mejores condiciones que la competencia, sino también de ser capaces de encontrar personal cualificado. Y muchas veces hacer llegar tu oferta a las personas adecuadas. Es aquí donde el networking cambió la forma que teníamos de reclutar personal y los resultados no han podido ser mejores.

Empezar a participar más activamente en la comunidad de nuestro sector, no solo a nivel de otras empresas, sino también hablando y colaborando con otros trabajadores que desarrollan su labor en otras compañías.  No todo el mundo está en búsqueda activa de empleo, pero a muchos si la oferta que les trasladas es atractiva si están dispuestos a cambiar.

Buscar empleados que ya tienen trabajo

Esto va a suponer dos cosas importantes. No siempre van a aceptar nuestra oferta de trabajo, hemos tenido una tasa alta de empleados que simplemente han declinado amablemente. Pero hay una segunda parte buena, si lo que ven les gusta, si sienten que van a estar bien cuidados y tienen una buena oportunidad profesional en tu empresa, puede que más adelante sean ellos los que llamen a tu puerta.

Es lo que ha ocurrido con los dos últimos empleados que contratamos. Y esto obliga a estar abiertos a contratar, incluso aunque no tengamos en ese momento una vacante. Si el candidato merece la pena, si estamos seguros que nos aporta un valor añadido a nuestro equipo de trabajo, es mejor intentar captar talento que dejar pasar la oportunidad.

También en algún puesto específico de la compañía el networking nos ha dado la oportunidad de colaborar y acabar integrando en nuestro equipo a algún trabajador remoto. Esto que hasta hace poco parecía un imposible, hoy en día está funcionando de forma razonablemente buena.

El trabajo en este caso es 90% remoto, porque siempre hacemos que unos días al mes acuda a nuestras oficinas para definir el trabajo del mes siguiente, se relacione con el resto del equipo, entienda mejor nuestra filosofía como empresa y se sienta arropado por el resto de compañeros.

El networking empieza por nuestros propios empleados

Pero esta metodología para cubrir las vacantes ha crecido también dentro de nuestro propio equipo. Tener más presencia en nuestro sector, aportar a la comunidad nuestro conocimiento, colaborar en diferentes proyectos y mantener a nuestro personal implicado ha hecho que sean estos últimos los que también colaboran activamente en la estrategia de networking.

Su actividad, la valoración positiva que hacen de nuestra empresa, y cómo trasladan la ilusión y su pasión por desarrollar su trabajo, hacen que sean envidiados en muchos casos. Por eso, en cuanto alguien comenta que hay una vacante nos encontramos que es raro no ver algún candidato dispuesto.

Eso sí, no nos engañemos. Tenemos un buen ambiente laboral, buenas condiciones de trabajo y nuestra oferta económica es competitiva. Luego nos mostramos abiertos a adaptarnos a las demandas de los candidatos, siempre que sean razonables.

Hemos mejorado la productividad, porque la rotación de personal ha disminuido. También porque el periodo de adaptación de los nuevos empleados se reduce al venir ya con una formación y experiencia adecuadas. Tenemos un coste salarial más alto, pero al final se compensa sobradamente con el rendimiento que ofrece nuestra plantilla, que es uno de los activos más importantes de nuestra empresa.


La noticia

Encontrar personal para mi empresa era un problema y entonces recurrimos al networking

fue publicada originalmente en

Pymes y Autonomos

por
Carlos Roberto

.