El crowdfunding es una de las mejores herramientas para iniciar un negocio

el-crowdfunding-es-una-de-las-mejores-herramientas-para-iniciar-un-negocio

Muchos empresarios dan beneficios a sus clientes para que les ayuden en sus proyectos

Son muchos los que se preguntan cómo pueden conseguir el dinero necesario como para iniciar un proyecto. Y es que no siempre es fácil poder trasladar una idea a la realidad, puesto que hay muchas trabas distintas durante el camino. Muchas veces, precisamente, esa dificultad principal es la capacidad para realizar una inversión grande que permita que un proyecto se ponga en marcha. No todo el mundo tiene suficiente dinero en el bolsillo como para poder destinar miles de euros en algo, y el crowdfunding puede ser la solución perfecta para solucionar ese problema.

¿En qué consiste el crowdfunding? Básicamente, se expone al público la idea que se tiene, el proyecto que hay que desarrollar. A partir de allí, se ponen unas opciones de “donaciones” que variarán en función de los beneficios que tendrá el consumidor por haber depositado su confianza en el empresario.

Por ejemplo, si se pagan 5 euros, se puede acceder a merchandising rebajado de precio de un artista; por 20 euros, por poner otro caso, quizás se puede acceder a la beta de un proyecto que aún está en desarrollo.

La cuestión es que el cliente se sienta especial y que, además, tenga la sensación de que está ayudando al desarrollo de un producto del que, a la postre, él será el protagonista.

Confianza del cliente

En definitiva, el cliente está dando su confianza, en forma de dinero, de forma previa a que el producto o el servicio esté en marcha, y muchas veces no está ni en el mercado. Como compensación por su confianza, se le dan unos beneficios concretos que, además de poner alicientes a esa donación, hacen que el consumidor sea una parte importante del proyecto y que esté aún más conectado con el desarrollador o la mente pensante de la idea inicial.

En la práctica, el crowdfunding no es tan distinto a otras técnicas que utilizan algunos negocios para captar el interés de los consumidores, que entre todo el mar de ofertas que existen en el mercado tiene que escoger una empresa en particular donde gastar su dinero.

Pongamos algunos ejemplos. ¿Cuántas veces nos hemos encontrado con un negocio que propone un envío gratuito de sus productos una vez se realice la compra? Eso sucede en muchas promociones iniciales de tiendas online que, al final, quieren captar la atención de sus posibles clientes.

Más ejemplos. En el negocio del entretenimiento, sobretodo, existen beneficios para aquellos usuarios que se registren para disfrutar de un servicio concreto por primera vez. En el mundo de las series, las películas o la música, servicios como Netflix, HBO o Spotify ofrecen promociones de bienvenida, con algunos meses gratuitos, por ejemplo.

En los videojuegos, sobretodo online, también se ofrecen pequeñas recompensas a los jugadores, como distintos avatares para sus personajes, temas para sus consolas o facilidades para abrir ‘cajas’, un sistema cada vez más de moda en los principales juegos del mercado. Ese es un sistema muy similar al de los casinos, que también usan los códigos promocionales para jugar, que a la postre se han demostrado como una de las técnicas más habituales para la captación de nuevos jugadores, que acaban alargando sus partidas en el servicio que hayan escogido.

El azar y la emoción que siente el jugador en esas dos experiencias es muy similar, y por eso el servicio da pequeños alicientes para que las experiencias se sucedan sin parar.

Como estos hay muchos ejemplos más, alicientes que hacen que un consumidor se decida por un producto en concreto. Esos mismos elementos de seducción son los que hay que poner en práctica en el crowfunding.

El mecenazgo como práctica habitual

El crowdfunding puede servir para ofrecer ventajas a aquellos que confíen en nuestra empresa desde el primer momento, promociones que duren un tiempo y que sean lo suficientemente especiales como para que a una persona le salga a cuenta invertir su dinero en una idea que, en realidad, aún no se ha llegado a poner en práctica.

De todos modos, parece ser que el crowdfunding está cada vez más integrado en la vida empresarial, y que la gente cada vez confía más en este tipo de ideas.

Eso, evidentemente, es algo positivo para todos pequeños empresarios que quieran iniciar un proyecto o poner en práctica esa idea que, hasta el momento, se les resistía.

The post El crowdfunding es una de las mejores herramientas para iniciar un negocio appeared first on El Rincón del Emprendedor.